ALCORQUE-ÁRBOL-04

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A la pregunta ¿necesitan los árboles alcorques?  parece evidente que la respuesta es SI, es más la pregunta podría parecer innecesaria si no fuera porque cuando paseamos por nuestras ciudades encontramos que en general el trato que se le da al árbol no es ni mucho menos el mínimo que merece para que el desarrollo de los mismos en el ámbito urbano sea correcto.

Lo que a estas alturas parece increíble es que las personas responsables de ubicación del arbolado de alineación como es el caso de la fotografía adjunta, cedida por D. José Elías Bonells, no vigilen las normas mínimas de plantación del arbolado para garantizar su supervivencia y ni siquiera le den la oportunidad de tener algo de tierra en el alcorque inexistente en este caso que le permita desarrollarse adecuadamente.

Este tipo de actuaciones debería tipificarse como “Delito ecológico hacia el árbol”, son barbaridades pensar que no necesita tierra ni espacio para que su tronco pueda crecer. Podríamos utilizar algún eslogan como

Ningún árbol sin alcorque mínimo”

Existen criterios para implantación del arbolado en el ámbito urbano:

Porte

Alcorque

Volumen útil

                Superficie permeable

Pequeño

1m2

1 m3

            1 m2 libre o 2 m2 pav. porosa

Mediano

1,5 m2

5 m3

            1,5 m2 libre o 2,5 m2 pav. porosa

Grande

         2 m2

             8 m3

                                                 2 m2 libre o 4 m2 pav. porosa

Hay que tener en cuenta que las ciudades no son el mejor entorno para el desarrollo de las distintas especies vegetales, factores como  la contaminación, ubicación inadecuada, (radiación lumínica insuficiente o excesiva, falta de espacio para alcanzar su desarrollo óptimo), impermeabilización  y/ o compactación del suelo requieren de los árboles un gran esfuerzo para sobrevivir en estas condiciones.

Es como si el árbol molestara y no se le da la prioridad y trato que merece. En ciudades con clima mediterráneo donde presentan el período estival se caracteriza por temperaturas especialmente elevadas realmente es un alivio poder pasear a la sombra de los árboles, amortigua las fluctuaciones térmicas tanto en verano como en invierno. Además de mejorar la calidad del aire (captación de partículas en suspensión, absorción de CO2, etc.) y dar belleza a nuestros municipios nos hacen más soportable los rigores del verano.

A continuación dejamos algunos links sobre gestión del arbolado en algunas ciudades españolas:

http://jerezmasnatural.es/jerezmasnatural/jerezmasnatural/wp-content/uploads/d_a3_ordenanza-planificacion-y-gestion-y-proteccion-arbolado-urbano-publicacion.pdf

http://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/16/04/1604.pdf

http://w110.bcn.cat/MediAmbient/Continguts/Vectors_Ambientals/Espais_Verds/Documents/Traduccions/Plangestionarboladoviariobcn_cast.pdf